En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

miércoles, 15 de enero de 2014

Detén la matanza de delfines en Perú

Recibimos este mensaje en la redacción: “Acabo de ver un reportaje mostrando cómo los pescadores peruanos sacrifican hasta 15.000 delfines al año para utilizarlos como carnada para atrapar tiburones en peligro de extinción.

Enviado por Ecoticias.com


En las costas peruanas son sacrificados 15.000 delfines al año para elaborar cebos con los que pescar a tiburones en peligro de extinción. Una iniciativa personal quiere poner freno a esta locura presionando a las autoridades mediante el turismo internacional. 

Recibimos este mensaje en la redacción: “Acabo de ver un reportaje mostrando cómo los pescadores peruanos sacrifican hasta 15.000 delfines al año para utilizarlos como carnada para atrapar tiburones en peligro de extinción. Esta historia me repugna y ahora estoy luchando para poner fin a esta pesadilla. ¿Te unes? Mi gobierno ya está empezando a reaccionar, pero aún no están tomando las medidas necesarias. La caza de delfines ya es ilegal en Perú, y punible con varios años de prisión, pero las autoridades están mirando para otro lado, permitiendo que miles de delfines y tiburones sean masacrados. Al gobierno le importa mucho su reputación internacional y prestigio como destino turístico. Si conseguimos ponerlos en evidencia con una campaña mundial estoy segura de que comenzarán a tomar acción para acabar esta carnicería”.

La persona que esto escribe había recibido en menos de 24h. 10.000 mensajes de colaboración para su campaña. Todo empezó casi de la nada. “Cuando le entregue al Gobierno un millón de firmas de gente de todo el mundo, Avaaz publicará anuncios en las revistas de turismo en países clave de donde vienen la mayoría de nuestros turistas, ¡y el gobierno no va a poder ignorarnos! Ayúdame a detener la brutal masacre firmando ahora (a través de este link).

Cuando me enteré de esta horrible cacería, caí en cuenta de que tenía que hacer algo antes de que nuestros delfines y tiburones desaparezcan para siempre. A veces, grandes campañas surgen de una idea brillante que se le ocurre a alguien. Parece que estamos destinados a no poder hacer nada, pero no es cierto. Es una obligación moral ayudar a que nuestro mundo no se empobrezca más y más. Toda acción cuenta. Nuestra protagonista insiste: “Tiburones y delfines ya están amenazados por la contaminación, el cambio climático y los pescadores. Estos animales juegan un importantísimo papel como depredadores del océano y necesitan protección, no ser masacrados. Muchos ecosistemas marinos se encuentran al borde de una aniquilación de la que no se recuperarán y no van a esperar mientras nuestros políticos vacilan y emiten declaraciones vacías.

El turismo es la tercera industria más grande de Perú, con un crecimiento mayor que el de cualquier otro país de Sudamérica. Los visitantes vienen a ver nuestra naturaleza virgen y el eco-turismo es muy importante. Podemos constituir una seria amenaza para el gobierno, publicando anuncios contundentes en los países clave de donde vienen la mayoría de los visitantes. Nuestro gobierno se dará cuenta de que a la gente no sólo le gusta nuestro país por ver Machu Picchu y la gastronomía local, sino también porque les encantan nuestros océanos y nuestra naturaleza. Como miembro de Avaaz, nuestra capacidad para ayudar a proteger nuestros océanos me ha sorprendido verdaderamente.

Al principio, quería conseguir 15.000 firmas para representar a los 15.000 delfines que son sacrificados cada año, pero juntos podemos representar a todos los delfines y tiburones que nadan en las aguas de Perú”. Zoe, junto al equipo de Peticiones de la Comunidad de Avaaz, nos pide nuestra ayuda. Nosotros, como turistas, también podemos actuar. Podemos “premiar” con nuestros viajes a aquellas poblaciones que tienen una conducta medioambiental más respetuosa, y no visitar los países que tienen conductas deshonrosas. El poder del consumidor no es cosa baladí. Quizás no se solucione el problema de la noche a la mañana, pero es notable tener en cuenta que toda acción tiene una consecuencia. Y que los gobiernos que permiten estas matanzas, como los de Japón o Dinamarca, entre otros, vayan pensando en soluciones urgentes, porque podrían quedarse sin turismo de la noche a la mañana…

Por favor, FIRMA LA PETICIÓN y ayuda a salvar a los delfines.

Ángel Piedrafita

votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario