En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

lunes, 13 de enero de 2014

Denuncian la situación del oso polar "Arturo" del zoológico de Mendoza

Un ejemplo del trabajo de Greenpeace es la campaña en defensa del Ártico, hábitat del oso polar, que está siendo amenazada por empresas como Shell y Gazprom que comenzaron a extraer petróleo de la región poniendo en riesgo el ambiente.

Enviado por Ecoticias Argentina


Greenpeace se ha sumado y respaldado el reclamo de organizaciones locales que junto a Banco de Bosques, ha iniciado una petición formal que va dirigida al Sr. Francisco Perez, Gobernador de la provincia de Mendoza, solicitándole que intervenga de inmediato para que el zoológico de la provincia mejore de manera sustancial el entorno del oso polar apodado "Arturo" y garantice su traslado al centro de conservación de osos polares Assiniboine, de Winnipeg, en el estado de Canadá.

No tiene ningún sentido mantener un oso polar en una provincia como Mendoza y un país como Argentina. El eje de discusión no puede ser si el oso "Arturo" está bien o mal mantenido. Habría que preguntarse para qué se quiere mantener osos polares en el Hemisferio Sur.

¿Para salvarlos de la extinción? ¿Desde Mendoza? ¿Y con un único ejemplar? Claramente no es éste el objetivo.

El objetivo del zoológico de Mendoza debe ser salvar las especies amenazadas de la región y del país. La respuesta para este oso polar es trasladarlo a un centro de conservación que pueda brindarle las características del entorno al que pertenece ya que, por haber nacido y vivido durante 29 años en cautiverio, Arturo no puede ser insertado en su hábitat natural.

El zoológico de Mendoza debe transformarse, ya que se fue degradando y confundiendo su misión y hoy no se encuentra en estado óptimo para mantener a sus animales. Si el zoológico de Mendoza como los del resto del país no pueden transformarse en un centro de conservación debería desaparecer, porque -de lo contrario- seguirá "consumiendo" animales, en lugar de reproducirlos y reintroducirlos donde han desaparecido o se han extinto localmente.

Greenpeace trabaja por la conservación de ecosistemas y por la protección de ambientes naturales que son el hábitat de especies animales y vegetales. La mejor forma de proteger a los animales es respetando sus hábitats, amenazados por actividades humanas que han llevado a cientos de especies a la extinción, a ser víctimas del comercio y ser encerrados en lugares de divertimento.

Un ejemplo del trabajo de Greenpeace es la campaña en defensa del Ártico, hábitat del oso polar, que está siendo amenazada por empresas como Shell y Gazprom que comenzaron a extraer petróleo de la región poniendo en riesgo el ambiente.

En Argentina Greenpeace trabaja también por la protección de bosques nativos y contra la deforestación que ha puesto en jaque especies como el jaguareté.

Greenpeace no acuerda con la existencia de los zoológicos tal como se los conoce en la actualidad. Los zoológicos deben transformarse en centros de conservación de especies y de educación ambiental. Frente a la crisis ambiental mundial y la constante pérdida de biodiversidad no se debe mantener animales silvestres (muchas veces, de especies amenazadas) sólo con fines de exhibición o de esparcimiento.

Un zoológico hoy debería cumplir con los siguientes objetivos de forma simultánea: conservar, educar, investigar y recrear. Todo esto sólo es posible si se cumple con un requisito fundamental: llevar adelante las mejores prácticas conocidas de bienestar animal.

Muchos animales han nacido y vivido en cautiverio durante toda su vida y otros tantos han perdido su hábitat natural por lo que deben ser protegidos. Por eso es imperiosa su conservación en centros destinados a tal fin en cada región.

Nuestro país tiene una riqueza específica enorme, pero en gran medida amenazada. Por consiguiente, los zoológicos deben transformarse en centros de conservación con foco en las especies amenazadas o con problemas de la Argentina. Dicho de otro modo, los zoológicos deben dejar de exhibir (y mantener) especies de otros países o regiones.

Fuente original: Greenpeace International

votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario