En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

miércoles, 8 de abril de 2015

Budi, el orangután que no pudo desarrollarse porque creció encerrado en una jaula para pollos

Un orangután bebé fue maltratado por parte de una familia que lo mantuvo enjaulado en un gallinero desde su nacimiento y que sólo lo alimentó con pequeñas cantidades de leche condensada, durante sus primeros 10 meses de vida.

Tomado de Antena3.com

Budi con un biberón. Foto: Agencias.
Un orangután bebé llamado Budi ha luchado por mantenerse con vida tras haber sido encerrado en un gallinero y alimentado durante meses sólo con leche condensada en un pueblo de Indonesia.

El pequeño orangután sufrió malformaciones en sus huesos, hinchazón y sus extremidades se llegaron a doblar debido a haber estado metido dentro de un pequeño gallinero.

Por suerte fue rescatado por International Animal Rescue y actualmente veterinarios lo están cuidando para intentar que recupere su salud. Tras ser rescatado del lugar donde permanecía cautivo en Indonesia fue llevado a un centro de asistencia animal. Los veterinarios que lo atendieron contaron que en el momento de sacarlo de la jaula y repararlo para el viaje tenía los ojos llenos de lágrimas y gritaba de agonía.

Debido al encierro en un espacio no adecuado para un animal de su especie, una jaula para pollos, el pequeño no pudo tener un desarrollo normal y sufrió serias deformaciones en sus huesos e hinchazón que le causa dolor cuando trata de doblar sus extremidades.


“Ninguna criatura viviente debe ser forzada a vivir con un dolor insoportable y en la miseria durante meses – y menos aún un bebé indefenso orangután sin una madre amorosa para consolarlo,” dijo Alan Knight OBE, el director general de Internacional de Rescate de Animales de caridad con sede en Uckfield en East Sussex.

La familia que no proporcionó cuidados a Budi no le dio un solo bocado de alimento sólido.

"Él fue privado de todos los nutrientes que son vitales para el desarrollo de un bebé. La ignorancia y el abandono de su dueño lo estaban matando lenta y dolorosamente".

Los médicos indicaron que el orangután presentaba desnutrición, anemia severa y deformaciones que le impiden moverse o incluso sentarse por sí mismo.

“Él está siendo tratado por una enfermedad metabólica grave que puede haber causado un daño permanente en sus huesos”, agregaron.


votar