En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

miércoles, 25 de abril de 2018

Más de 2000 animales muertos a finales de año, si no se controla la población del lobo

La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila denuncia cerca de quinientos animales muertos en el primer trimestre de 2018-04-24.

Artículo de Paula Velasco, tomado de El Norte de Castilla

Último ataque de lobo a una ganadería de San Martín de la Vega del Alberche
(Ávila) este fin de semana.
La Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila ha denunciado que si la situación sigue como hasta ahora y no se controla la población del lobo, a finales de año se habrán producido más de 2000 muertes de animales.

ASAJA ha asegurado en nota de prensa que, en lo que va de año, el número de muertes en la provincia de Ávila asciende a 483, causados por 444 ataques de lobos, según los datos oficiales facilitados por la propia Administración regional.

A este dato, según la Asociación habría que añadir los casos de ataques que no se denuncian ante la Junta, «porque en muchos de los casos no aparece el animal muerto», y por tanto no se contabilizan. 

Según ha hecho saber el presidente provincial de ASAJA, Joaquín Antonio Pino, al pasado año los animales muertos contabilizaron un total de 1000 ejemplares, «lo que supone cerca del 50% de los daños causados por el lobo en toda Castilla y León», algo «insoportable para los ganaderos abulenses».

Según Pino, «la única medida real y efectiva es la disminución de la población de lobo en Ávila, porque de otra forma se está abocando a la desaparición de la única actividad económica en la mayoría de los municipios de la mitad sur de la provincia lo que conllevará el abandono de amplias zonas que serán pasto de los incendios y que llevarán a una despoblación de los núcleos rurales sin retorno».

Por esta razón piden al Gobierno de España y las autoridades comunitarias que ofrezcan ya una solución a este grave problema, «que se le ha ido de las manos a la administración regional», e insta al Gobierno nacional y al consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones, a que se hagan todos los esfuerzos para que se puedan cambiar las herramientas jurídicas actuales y poder atajar el problema además de tomar medidas extraordinarias en la provincia de Ávila.