En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Cruel maltrato de cerdos, medio de garantizar la seguridad nacional del Reino Unido

Los atroces experimentos indignan a defensores de los derechos de los animales. En los últimos dos años militares de una base secreta británica en el condado de Wiltshire sometieron a explosiones, intoxicaron y contagiaron con enfermedades mortales miles de cerdos, monos, ratones y conejillos de Indias.

Tomado de Russia Today

Corbis. / RT
Esto es lo que descu- brieron los defensores de los derechos de los animales de la Unión Británica por la Abolición de la Vivisección (BUAV, por sus siglas en inglés) al encontrar en artículos científicos de los años 2010-2012 algunas menciones sobre los experimentos con los animales que habían sido llevados a cabo por el Laboratorio de Ciencia y Tecnología de Defensa en Wiltshire, Inglaterra (DSTL), y en algunos de los cuales colaboraron militares estadounidenses. 

Financiados por el Pentágono

Los activistas aseguran que algunos de los crueles experimentos de Wiltshire fueron patrocinados por el Pentágono.

El más chocante fue el experimento en el que se exponía a cerdos a una explosión. Los animales, anestesiados, eran envueltos en mantas y dejados a unos 2,5 metros del explosivo. Tras la detonación, al animal lo desangraban un 30% y trataban de reanimarlo, lo que consiguieron en 17 de los 28 casos. Sin embargo, a los que lograban salvar, los sacrificaban igualmente y los descuartizaban, afirman los defensores de los derechos de los animales.

Los marranos también fueron envenenados con fosgeno, que les destruía los pulmones y los condenaba a una muerte dolorosa.

Un representante de DSTL en Wiltshire contestó a las acusaciones de los activistas indignados de la BUAV: “DSTL está orgulloso de los experimentos que están siendo realizados por sus miembros". "No podríamos garantizar la seguridad y protección efectiva del Reino Unido y sus Fuerzas Armadas sin la ayuda de estos animales", agregó.

votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario