En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

domingo, 26 de marzo de 2017

Lucrativo tráfico de animales registra la capital de Honduras

Se estima que cada mes entran a la ciudad unas 4,000 aves para ser comercializadas y de estas el 50% muere, en su mayoría, por asfixia.

Artículo de Silvia Yamileth Pérez, tomado de El Heraldo.hn


La venta de loros y pericos es una de las más visibles en los mercados de
la capital. Foto: El Heraldo

Tegucigalpa, Honduras
Son seres vivos presos que no han cometido delito alguno.

Su colorido plumaje, amigable carácter o bien la elegancia de su apariencia los han convertido en el blanco de los facinerosos que a costa de su vida se agencian de elevadas cantidades de dinero.

Se trata de la fauna silvestre, que en la actualidad permanece en jaulas como adorno de miles de viviendas de la capital, luego de haber sido traficadas.

Se estima que cada mes ingresan a la capital unas 4,000 aves, como pericos, loros, pájaros exóticos, entre otros. De esta cifra, sobreviven el 50 %, es decir unos 2,000, los que generan unos 700,000 lempiras (± 27.671 €), pues son comercializados en 350 lempiras (± 14.00 €) como mínimo.

Las ventas se realizan de manera ambulante, en los mercados y hasta por medio de redes sociales.

Es por esta razón que el tráfico ilegal de la vida silvestre ha convertido a la ciudad en la zona donde existe una mayor cantidad de fauna nativa en cautiverio y de manera ilegal, según Iris Acosta, técnico del área de Vida Silvestre, del Instituto de Conservación Forestal (ICF).

Otras ciudades se suman a la lista, como San Pedro Sula y La Ceiba.

“Los animales que más son víctimas de este delito son los pericos, loros, guaras, algunos felinos y reptiles”, manifestó Acosta.

A pesar de que la tenencia de animales silvestres es un acto ilegal, el ICF es el encargado de registrar a la fauna que ya se encuentra en cautiverio a nivel nacional.

“Hasta la fecha, solo tenemos registradas unas mil especies, sin embargo, sabemos que hay muchas más”, aseguró la entrevistada.


Las aves son ofrecidas a los clientes de manera pública, pese a que
es una acción ilegal penada por la ley. Foto: El Heraldo


Del total de animales que se encuentran con permiso de tenencia en el país, el 80% se localiza en el Distrito Central, y en su mayoría son loros y guaras.

No obstante, se estima que la cantidad real de animales que se encuentran en cautiverio sea unas diez veces mayor a la cifra reportada en la institución estatal. “Las personas no vienen porque no tienen la forma de documentar cómo o dónde adquirieron el animal”, explicó Acosta.

Además, para poder obtener el permiso deben pagar 400 lempiras por cada animal y solo se puede autorizar un máximo de cinco animales por dueño.


Los animales permanecen en jaulas donde carecen hasta de agua, por lo que
un alto porcentaje fallece al cabo de unas horas. Foto: El Heraldo


Denuncias

Para denunciar, se debe acudir al ICF; de forma posterior se hace una evaluación de la condición del animal.

En caso de encontrar una especie en peligro, se reporta a la Fiscalía del Ambiente, y estos a su vez citan a los propietarios y luego se decomisa al animal.

Las especies rescatadas son trasladadas a centros como El Picacho o El Ocotal.