En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

martes, 4 de abril de 2017

Una cobra muerta de sed entra en un pueblo a pedir agua (Vídeo)

Ocurrió en el sur de la India, un territorio que está sufriendo una fuerte sequía.

Artículo de Pau Massip Martori, tomado de La Vanguardia.com



Muchas veces tenemos noticias de animales salvajes que entran en pueblos y ciudades. Lo hacen por diferentes motivos, como por ejemplo la necesidad de buscar comida o por la invasión que hacemos los humanos de sus hábitats habituales, que originalmente son vírgenes y que poco a poco les vamos arrebatando.

Aquí, este tipo de noticias las acostumbran a protagonizar jabalíes, que llegan a grandes ciudades como Barcelona o van a bañarse en las playas de la Costa Brava. Pero en otros países, los animales salvajes que pueden acercarse a las ciudades pueden ser más peligrosos.

Es el caso de este vídeo filmado en el sur de la India, concretamente en la ciudad de Kaiga. En él podemos ver lo que parece un ejemplar de cobra real (Ophiophagus hannah) que se acerca a la ciudad. El animal está rodeado por un grupo de hombres que se lo miran desde una distancia prudente.

En el vídeo se puede ver como uno de ellos coge al animal por la cola mientras otro se acerca por delante con una herramienta para evitar un posible ataque. Los hombres se dedican a la conservación de la vida salvaje, de modo que saben lo que están haciendo.

Pero el animal está muy tranquilo. Si se ha acercado a la ciudad es porque tiene sed. Por eso, uno de los guardas coge rápidamente una botella de agua y empieza a darle de beber a la serpiente, que se queda quieta bajo el chorro de agua.

Y es que la zona está sufriendo una dura sequía que, sumada a las elevadas temperaturas, está provocando que a los animales les cueste mucho encontrar agua para beber y refrescarse y protegerse del calor y muchos acaben deshidratados. Por eso, cuando los guardas encuentran a la serpiente saben lo que está buscando, refrescarse y protegerse de tanto calor.