En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

viernes, 14 de abril de 2017

Madrid organiza un curso para cazadores en un centro de recuperación de animales

Equo denuncia que el Gobierno de Cristina Cifuentes ha permitido el uso de unas instalaciones públicas destinadas al bienestar de la fauna silvestre para que asociaciones privadas se lucren enseñando a eliminarla.

Tomado de Público.es


Un mapache rescatado, en el Centro de Recuperación de Animales
Silvestres. Imagen de archivo de la Comunidad de Madrid.

Equo denuncia el Gobierno de Cristina Cifuentes ha permitido a la Federación Madrileña de Caza y la Asociación de Tramperos de España (ATE) organizar un curso privado de control de predadores en dicho centro, situado en la localidad de Soto de Viñuelas (Tres Cantos). El evento comenzará el próximo 21 de abril y se desarrollará en tres jornadas, hasta el 23. 

El cursillo está dirigido a "cazadores, representantes de clubes de cazadores, gestores de cotos de caza y guardas de caza", denuncia la formación animalista en un comunicado. "La formación teórico-práctica será impartida por ATE" en lo que los organizadores venden como "un módulo muy completo que tiene como objetivo preparar a los asistentes para obtener la acreditación de especialista en control de predadores cinegéticos", añade la nota. 

El diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid y coportavoz de Equo Alejandro Sánchez lamenta, por tanto, "la utilización de un centro público dedicado a la cura y rescate de animales accidentados para impartir cursillos privados dedicados a eliminarles". Unos cursos en los que los organizadores cobran 200 euros por alumno, lo que supone unos ingresos totales de 3.000 euros (el máximo de alumnos es de 15 personas). 

Sánchez acusa a la dirección del centro de no preocuparse realmente por el bienestar de los animales e insta al Consejero de Medio Ambiente, Jaime González Taboada, a que retire la autorización del centro para "este uso, contrario a la finalidad del mismo”.