En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

jueves, 6 de abril de 2017

7 actividades turísticas altamente nocivos para los animales

En la mayoría de los casos, la crueldad no es visible para los turistas, pasando casi siempre en segundo plano.

Tomado de PyS Noticias.com


1. Paseo en elefante

Este tipo de turismo puede parecer muy bien, pero no se equivoquen: los elefantes sufren bastante con esta práctica, que es muy popular en lugares como Vietnam y Tailandia. La crueldad, sin embargo, no es visible para los turistas, pasando casi siempre en segundo plano.

Los elefantes suelen ser encadenados durante muchas horas al día en su período de entrenamiento para cargar los turistas. Esto genera varias consecuencias en sus patas, además de la artritis. Otro detalle es que los elefantes son aislados de otros animales hasta que aprendan a comportarse y girar fuente de ingresos.

Por lo tanto, en lugar de hacer un paseo en elefantes, busque lugares como santuarios que sacan a los animales de los que creen que los domestica a base de tortura. Los elefantes nunca llevan a los seres humanos de buen grado lo hacen por miedo a la represalia de sus supuestos creadores.


2. Nadar con delfines

Normalmente, los delfines que sirven para esta atracción turística fueron sacados de la naturaleza, donde vivía con sus grupos familiares. En cautiverio, ellos pasan a vivir en lugares muy limitados, lo que genera estrés por no poder cazar y ni nadar grandes distancias. Este estrés los hace propensos a desarrollar problemas de salud y a tener una muerte más rápida que si vivieran libres.

Otro problema es que, en varios sitios que los ofrecen como juguetes, los delfines viven en los estanques con aguas muy poco profundas, que calientan demasiado por cuenta del Sol. Además, en estos supuestos resorts también suelen disponer de un agua más contaminada, y esta suma de factores es extremadamente perjudicial para la salud de los animales.


3. Comprar artesanías hechas de coral

Cerca de 25% de la biodiversidad de los océanos se encuentra en los arrecifes de coral, que también protegen la costa en caso de tormentas. Los corales están siendo utilizados para una infinidad de cosas, como la cimentación de carreteras y hasta la fabricación de joyas y souvenirs para los turistas.

Casi siempre los arrecifes son degradados a tal punto que nunca se van a recuperar por supuesto, perjudicando a toda la fauna marina. Incluso las comunidades ribereñas pierden con la muerte de los corales, ya que la pesca de subsistencia acaba cada vez más escasa.

Una actitud que se puede tener, además de no alimentar este tipo de comercio, es buscar los resorts que ofrecen inmersiones para ver si se cumplen las normas ambientales y no contaminan los mares en los que usted tiene la intención de sumergirse.


4. Beber vino de serpiente

Dicho como saludable y afrodisíaco, los vinos de serpientes supuestamente evitan la caída del cabello y aumentan la potencia sexual. Sin embargo, además de estos beneficios no son comprobados por la ciencia, los animales usados en este tipo de bebida alcohólica, casi siempre, están amenazados de extinción. Y el turismo ha aumentado considerablemente este tipo de comercio en los últimos años.

Normalmente, la fabricación de estos vinos está llena de crueldad: las serpientes se mueven aún vivas en el alcohol, y su muerte puede llevar meses a suceder, incluso con ellas trancafiadas en la botella. Ya ha habido muchos accidentes de serpientes que mordían personas que se aventuraron a beber directamente del envase en el que estaban.

Si esto no te asusta, recuerde los parásitos que viven dentro de las serpientes y que deberían ser retirados para cualquier tipo de fabricación de los alimentos. Al ingerir un vino de una serpiente que no se limpia correctamente, se corre serios riesgos de quedar intoxicado y hasta de morir.


5. Comer sopa de aleta de tiburón

Usted puede pensar que los tiburones son meros asesinos, pero esa no es la realidad. Cada año, las estadísticas señalan que sólo un  ser humano es muerto por este animal, mientras los hombres se deshacen más de 100 millones de tiburones. Gran parte de esta matanza es para la retirada de su aleta dorsal, que se sirve en sopas en varios lugares, principalmente en Asia.

Un detalle extraño es que las aletas ni siquiera tienen valor nutricional. Incluso su sabor es casi inexistente. O sea, que no añaden nada a las demás sopas. Sin contar que las aletas casi siempre son retiradas de los tiburones aún en los barcos, y luego son devueltos al mar con una gran herida, muriendo ahogados lentamente.

Los tiburones son grandes depredadores de los mares y ayudan a mantener el ecosistema de los océanos. Al matarlos desenfrenadamente, afetamos toda la cadena alimentaria de la que ellos son la parte superior. Y como ellos son animales de larga vida, se demoran mucho tiempo para reproducirse. Algunas poblaciones de tiburones han caído un 90% alrededor del planeta.


6. Acariciar tigres y leones

Tomar una foto con los cachorros de tigres y leones, incluso puede ser un recuerdo lindo, pero la crueldad detrás de esto no puede ser ignorada. Muchos lugares dicen que están protegiendo a estos animalitos, pero en realidad están creando hasta el momento de derribarlos de forma cruel y usar su piel. Rara vez son devueltos a la vida salvaje, por ejemplo.

Otro detalle bastante triste es que los tigres y leones que posan con los turistas casi siempre con altas dosis de sedantes para que no ocurra ningún accidente. Muchos de estos felinos también alimentan el tráfico de animales salvajes. O sea, al pagar para sacar una foto, ¡usted todavía está financiando este esquema extremadamente cruel!


7. Comprar objetos hechos de marfil

La mayoría de los viajeros quieren traer contigo un artefacto que los hagan recordar los momentos vividos y de los lugares visitados. Sin embargo, es importante siempre saber de qué estos objetos están hechos. El comercio de marfil, por ejemplo, es uno de los principales responsables de la matanza de poblaciones enteras de elefantes.

Entre 2010 y 2012, se cree que 100 mil elefantes fueron asesinados en Asia sólo para la retirada de sus presas. Las campañas para este tipo de comercio hicieron que las ventas cayeran drásticamente, dejando los objetos hechos de marfil con un precio bastante reducido en los últimos años. Y eso es un gran peligro: con el precio más bajo, los turistas pueden sentirse tentados a comprar estas piezas, volviendo a alimentar un comercio que no valora el bienestar animal en ningún momento.