En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

jueves, 25 de agosto de 2011

Perra sata cría cerditos en Camagüey, Cuba

Tomado de El Nuevo Herald.com

AGENCE FRANCE PRESSE

LA HABANA -- Una perra callejera amamanta a cinco cerditos que prefieren su leche materna a la de la madre y la persiguen hasta el cansancio por el patio de una casa en las afueras de la ciudad cubana de Camagüey (este), informó este miércoles una fuente local.
Ante el asombro de la familia de la casa y los vecinos, Yeti, que destetó hace cuatro días al último de sus ocho cachorros, alimenta desde entonces a los cerditos, a pesar de que su “madre biológica cuenta con abundante leche”, dijo a la Agencia de Información Nacional (AIN) su dueño, Mannorkys Santamaría.
El campesino contó que los cerditos se prenden a las mamas de Yeti “cada vez que tienen oportunidad” y “lloran y gruñen cuando” la perra, que también adoptó a un cachorro huérfano, “se siente cansada por el asedio y abandona” la casa.
El veterinario Sergio Rodríguez explicó que, pese a la preferencia de los cerditos por la leche de Yeti, es la de su madre, más rica en grasas, vitaminas y proteínas, la que les “proporciona los componentes nutricionales necesarios para su desarrollo”.
El experto destacó que ese tipo de adopciones “son excepcionales” en el mundo animal y que los cerditos quizás pudieron sentirse tentados porque el sabor y la temperatura de la leche de todos los mamíferos son similares.
En cambio, Santamaría aseguró que “Yeti corresponde así al amor recibido”, pues después de pasar algunos años en la calle, “llegó un día” a su casa “sin previo aviso y nunca más se marchó”.

votar