En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

martes, 23 de septiembre de 2014

El CREA de Los Villares recupera el 50% de animales ingresados

El complejo cordobés es centro nacional del lince ibérico desde 1995. Investiga las causas principales de mortandad para corregir la situación.

Tomado de Diario Córdoba.com

Un técnico del CREA de Los Villares atiende a un buitre negro.
Foto: Juan Algar
Hace dos décadas ingresó en el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) de Los Villares el primer lince ibérico. Se llamaba Garabato y era una cría de tres meses que había sido atropellada en Cardeña en 1993 y que, tras su curación, fue devuelta al medio natural.

Desde entonces han pasado por este hospital de los animales silvestres más de una treintena de ejemplares del felino. Su especialización hizo que en el año 1995 fuera declarado centro nacional del lince ibérico, aunque su actividad recuperadora de otros animales heridos se inició en 1985. Desde entonces han pasado por sus instalaciones miles de ejemplares de especies amenazadas en distinto grado de protección, recuperándose un porcentaje superior al 50%.

Entre estas se encuentra el buitre negro, el buitre más grande de España con casi tres metros de envergadura, que ha registrado un importante proceso de recuperación en los últimos años. Una de las principales colonias andaluzas se localiza en el parque de Hornachuelos.

Desde que se abrió el CREA han sido atendidos alrededor de 45 ejemplares. El primero procedía de Hornachuelos y lo tenía un particular encadenado en el patio de su casa tras haberlo cogido cuando era un pollo. Sin embargo, la especie más numerosa que ha pasado en estas tres décadas es el cernícalo. En el centro se han recuperado también ejemplares de algunas de las especies de mayor valor, como el águila imperial, la cigüeña negra o la avutarda.

En estos casi 30 años el centro ha acumulado un volumen de información muy importante para analizar las causas de mortalidad no natural de las especies amenazadas en la provincia, entre las que se encuentran las caídas del nido, los atropellos, colisiones, electrocuciones o el veneno. De esa manera se han podido adoptar medidas para corregir y erradicar estos problemas en las distintas comarcas de Córdoba.

Uno de los rasgos que distinguen al centro de Los Villares es su carácter innovador en el bienestar animal y en la adaptación alcanzada de los animales a un hábitat que trata de ser lo más parecido a su espacio natural, junto a los distintos servicios que presta. Además, dispone de granja para alimentación de animales, una UVI, espacio de muda y voladero o instalaciones de mamíferos y zona de campeo para el lince ibérico.

votar