En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

viernes, 21 de junio de 2013

Saga y Tizona, las “pitbull de El Molar”, o el valor de la lealtad

Hace unos días nos hacíamos eco de la noticia que aparecía en el periódico El Mundo apuntando el fallecimiento y posterior supuesta “devoración” de dos perros a su dueño. 

Tomado de Sierra Norte Digital.


Hoy, su novia, concede a SIERRA NORTE DIGITAL una entrevista en la que aclara los hechos y pone los puntos sobre las íes ya que ni la imagen de los perros ni la versión de los hechos que publicó El Mundo se ceñían a la verdad.

SIERRA NORTE DIGITAL ha tenido acceso a información de primera mano en relación al suceso acaecido el pasado fin de semana en El Molar, donde El Mundo titulaba “Devorado un hombre por sus dos pitbull en El Molar” acompañando tan desacertado y macabro titular con unas fotos que ni por asomo se corresponden con los protagonistas de la noticia.

Además, El Mundo apuntaba que ambos perros eran machos, cuando en realidad se trata de dos hembras que, por accidente, han acabado siendo las protagonistas de esta desagradable historia: Saga y Tizona. Dos perras que, durante el tiempo que estuvimos realizando esta entrevista con la novia del joven fallecido Ángel Javier C.M., Verónica Pozas de la Morena, que no Almudena como también afirmaba El Mundo y sus “fuentes policiales”; se comportaron como dos auténticos mansos animales, solo revueltos en su estómago por un “cambio de pienso”, dice Verónica y probablemente también por el estrés que han debido sufrir Tizona (6 años) y Saga (8 años) éstos últimos días.

Allí estaban, parecía que escuchaban a su dueña, sueltas y sin moverse ante la novedad de estar presentes personas no conocida como los redactores de SIERRA NORTE DIGITAL.

Según Verónica, Saga y Tizona son “una especie de relaciones públicas en el pueblo. Todo el mundo las quiere”. Nos sigue contando la novia de Ángel Javier que él las tenía perfectamente educadas y adiestradas, y así nos lo han corroborado a SIERRA NORTE DIGITAL distintos vecinos de El Molar. Como añade Verónica, “Ángel Javier las tenía educadísimas, entraba a establecimientos públicos con ellas, nadie se asustaba e incluso ante la comida que le daban trabajadores de algunos bares, Saga y Tizona no se movían hasta que Ángel Javier daba la orden”. Como se ha dicho alguna vez, no hay perros peligrosos, sino dueños irresponsables.

La verdad de los hechos 

Respecto a las fuentes policiales a las que cita El Mundo en su versión de los hechos, Verónica nos cuenta a SIERRA NORTE DIGITAL que “cuando yo vi la noticia de El Mundo me dirigí a la Guardia Civil de El Molar para preguntar cuáles eran esas fuentes policiales y me aseguraron que eso no había salido de ellos”. Entonces, desde SIERRA NORTE DIGITAL la pregunta que nos hacemos es clara. ¿De dónde salen las fuentes policiales que cita El Mundo y en las que supuestamente se basa para escribir tal noticia?

Además, la información del periódico dirigido por Pedro J. Ramírez y que hace referencia al escabroso tema de la supuesta “devoración” de los pitbulls a Ángel Javier, queda completamente desmentida por Verónica, que lo niega taxativamente. “No es cierto. Yo subí al piso de Ángel Javier con mi cuñado Diego una vez que no le localizábamos por teléfono y vi a mi chico tumbado. Ni devorado ni nada por el estilo. Tenía la cara negra por el infarto que había sufrido probablemente hacía unas 48 horas aproximadamente por su última conexión al Whatshapp, y unos pequeños arañazos, probablemente porque Saga y Tizona le hubieran intentado despertar…dormía siempre con ellas, era lo que más quería en su vida”.

El jueves pasado fue la última vez que se supo de Ángel Javier. Tal y como explica su novia Verónica “no vivo con él” – apunta utilizando el presente inconscientemente-. “No tenía llaves del piso y, además, trabajo a turnos. No era la primera vez que podíamos estar dos o tres días sin vernos por mi trabajo. El viernes, que yo trabajaba en turno de mañana, pasé por debajo de su casa con el coche y vi las persianas bajadas, lo que me extrañó, pero me fui a casa a comer y a descansar un rato. Luego entré a trabajar de tarde y seguí viendo las persianas bajadas, entonces sí me extrañé más y empecé a llamarle pero no tuve respuesta y, al no tener llaves del piso, llamé a mi cuñado y el resto ya sabes…”. Verónica no puede evitar las lágrimas.

Saga y Tizona, estaban nerviosas y, como apunta Verónica, en cuanto entró en el piso tranquilizaron al verla a ella y a su cuñado. SIERRA NORTE DIGITAL pudo observar ayer que las perras estaban tristes. Es algo que se les nota al mirarles a los ojos. Y. sin duda, son dos seres encantadores, dos perros bien educados y cariñosos que se han quedado sin dueño y que no pueden leer lo que están diciendo de ellos, desgraciadamente, para poder defenderse.

Valga esta aclaración para Saga y Tizona, y para la memoria de Ángel Javier, al que sus perras le echan de menos. Y para Verónica, que tiene que rehacer su vida y sabe que se va a poder quedar con Tizona y Saga (se le iluminan los ojos cuando lo dice) y esperemos que valga también para que un titular sensacionalista, no valga siempre. Desde SIERRA NORTE DIGITAL nos gustaría que El Mundo hiciese lo que otros, con menos medios, intentamos hacer. Informar.

votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario