En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

viernes, 7 de junio de 2019

«La Finca de los Horrores»: condenan a un cazador por maltratar a 55 perros, uno de ellos hasta la muerte

La Audiencia Provincial ratifica el fallo a un año y seis meses de prisión por tener a los animales en una situación de «abandono absoluto», rodeados de heces y plagados de garrapatas.

Artículo de S. L., tomado de ABC.es

Estado en el que se encontraban los animales.
«La Finca de los Horrores». Con ese nombre se conoce a una parcela situada en el municipio de Villanueva del Prado donde 55 animales eran constantemente maltratados. La Audiencia Provincial ha ratificado la condena a un año y seis meses de prisión contra el propietario, Roberto G. G., por maltrato animal continuado. Uno de los perros que poseía murió a causa de un fallo multiorgánico provocado por el abandono total en que se encontraba. Los demás, estaban en condiciones deplorables: encerrados con cadenas en jaulas rodeadas de excrementos, sin ventilación y sin comida ni bebiba.

Roberto utilizaba a los perros como rehalas para practicar la caza. En 2014, la Guardia Civil lo detuvo al tener constancia de la situación en la que estaban los canes. Un año más tarde, tras una denuncia realizada por la protectora El Refugio, se cerró la finca y se inhabilitó al ahora condenado para la tenencia de animales.

El Juzgado de lo Penal nº 3 de Móstoles le impuso pena de cárcel, un fallo que la Audiencia ahora ha ratificado. «El condenado, propietario de 55 perros de diversas razas, mantuvo a estos en una parcela en condiciones de absoluto abandono con falta de atención a sus necesidades fisiológicas y sanitarias, tales como alimentación adecuada, abrevado frecuente y asistencia sanitaria», recoge la sentencia.



Según el fallo de la Audiencia, todas las jaulas o habitáculos presentaban un estado de abandono y falta de higiene evidenciado por la acumulación de heces, orines y pelo, con un «olor nauseabundo», lleno de basura e, inculso, restos óseos de distintos animales.

La escena era devastadora: heridas infectadas sin cura alguna, mutilaciones de orejas, deshidratación... Todos los ejemplares «sin excepción» estaban plagados de garrapatas. Algunos ni siquiera se sostenían en pie a causa del estado famélico.

La condena inhabilita también al cazador para el ejercicio de cualquier profesión, oficio o comercio que tenga relación con la tenencia, el cuidado, custodia o compraventa de animales domésticos durante cuatro años y seis meses. En este sentido la Audiencia le ha impuesto la pena máxima, debido a la gravedad de los hechos, teniendo en cuenta el número de animales afectados y la muerte de uno de ellos. Además, en la «Finca de los Horrores» había otros dos canes muertos y en estado de descomposición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario