En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

martes, 8 de abril de 2014

Preocupación por los accidentes con animales en Galicia

Afectados exigen medidas para evitar siniestros con caballos y vacas.

Artículo de Ana F. Cuba, tomado de La Voz de Ferrol.

La presencia de ganado y la niebla, frecuente de Ortigueira de a As Pontes,
agravan el problema. Foto: José Pardo.
En menos de una semana se produjeron sendos accidentes en la carretera AC-101, que comunica Ortigueira y As Pontes, por la incursión de animales en la calzada. No se registraron daños personales de relevancia, perecieron un caballo y una vaca y los automóviles fueron declarados siniestro total. La preocupación por la frecuente presencia de ganado equino y vacuno en el entorno del monte Caxado crece y cada vez son más las voces que demandan medidas para evitar este tipo de sucesos.

«Volvía de viaje con mi padre sobre las diez de la noche cuando vi (cerca del alto de O Caxado) una vaca a la derecha y otra en medio del vial y un coche que venía de frente», cuenta Óscar Piñón. «El susto fue tremendo -asegura el joven ortegano-, no me dio tiempo ni a gritar, era noche cerrada, ya vas con cuidado porque conoces la problemática... le di a una vaca y rocé el otro coche». Su padre fue atendido en el centro de salud, con cortes en la cara y molestias en la espalda, que persisten.

«Se rompió la luna y no se nos metió dentro del coche de milagro», añade. Tres días después, un turismo impactó contra un caballo cerca del cruce de Grañas do Sor. «Hay curvas, se cierra de niebla y es muy peligroso, más aún para la gente de fuera que no sabe del problema», apuntan desde el servicio de emergencias. «Mejoran las carreteras pero ni las vallan ni hacen pasos canadienses... la seguridad es nula», lamenta un afectado. En la mayoría de los casos se trata de caballos o vacas sin identificación, lo que impide averiguar quién es el propietario. «No aparece el dueño y la Administración no se responsabiliza del daño», denuncian.

votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario