En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

domingo, 15 de abril de 2012

Comunicado sobre el accidente del rey Juan Carlos

Comunicado de Igualdad Animal sobre el accidente del rey Juan Carlos de Borbón.

Enviado por Igualdad Animal.org

El monarca español visita con frecuencia otros países para matar animales de especies exóticas. Leopardos, elefantes, osos, lobos, bisontes... multitud de animales han perecido a manos del rey Juan Carlos desde que comenzara su afición por la caza hace más de 50 años.

El rey Juan Carlos ha sido operado esta madrugada de una fractura de cadera, según ha informado la Casa del Rey a través de un comunicado. El monarca se encontraba cazando elefantes en Botswana cuando, estando en el campamento de la expedición de los cazadores, se cayó. Fue trasladado urgentemente a Madrid, donde se le ha colocado una prótesis.

Se da la circunstancia de que el nieto mayor del Rey, Felipe Juan Froilán, se encuentra también ingresado en otra clínica a consecuencia de un accidente sufrido esta semana con una escopeta. Al parecer el menor "realizaba prácticas de tiro" junto a su padre en una finca familiar en Soria.

Es conocido el interés del monarca español por la caza: Siendo aún príncipe, se estrenó con el rifle de caza mayor en África alrededor de 1962, cuando tenía 24 años. El portugués Víctor Cabral, uno
de los mejores white hunters (cazadores blancos) de la llamada edad de oro de la caza en África, recuerda aquella época en la que Juan Carlos de Borbón perseguía leones, leopardos y elefantes en las colonias portuguesas. "Entre 1965 y 1975, cazar en Mozambique era relativamente caro, pero no para los españoles", rememora.

A finales de la década de 1960, el entonces príncipe Juan Carlos, fue invitado a una cacería en Angola, a pesar de que la región estaba inmersa en una guerra independentista. Fue allí donde tomó la famosa fotografía en la que posa junto al cadáver de un leopardo y su escopeta.

En octubre de 2004 el rey participó en una cacería en Rumanía en la que cayeron bajo los tiros un lobo y nueve osos pardos, entre ellos una osa gestante, según informó el periódico Romania Libera. 
El Palacio de la Zarzuela no negó las acusaciones, a pesar del revuelo armado en la prensa rumana y española.

Ese mismo año, según el diario británico The Guardian [1] el monarca consiguió permiso, previo pago de unos 7.000 euros, para matar un bisonte europeo en el bosque polaco de Bialowieza, a pesar de que ser pertenecer a una especie protegida.

Desde Igualdad Animal nos condenamos rotundamente la caza, una práctica que supone matar animales, y esperamos que el dolor de su accidente le haga recapacitar y ponerse en el lugar de los animales a los que arrebata la vida.

Tenemos que avanzar hacia una sociedad donde prácticas como la caza pasen a formar parte del pasado.

votar