En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

domingo, 16 de mayo de 2021

A juicio por maltratar a su perra, que se escapó y fue rescatada por un paseante en Ledesma

El acusado abrió la cancela de su parcela en Ledesma para que el can saliera como cada día, pero no regresó y fue recogido por un hombre que al observar su mal estado lo llevó al veterinario y lo ‘adoptó’ | El fiscal le pide un año de cárcel y tres sin contacto con animales.

Artículo de M.C., tomado de La Gaceta de Salamanca.es

Raza Bobtail (Wikipedia). Foto de: Томасина

Un hombre se enfrentará la próxima semana en Salamanca a un año de prisión y tres años de inhabilitación para el contacto con animales y la tenencia de los mismos. La Fiscalía le acusa de maltratar a su perra, de raza Bobtail, que un buen día se fue del patio donde la guardaba y fue recogida por un paseante que la llevó a una clínica veterinaria al observar el descuidado estado en el que se encontraba. El Juzgado de lo Penal número Dos de Salamanca ha señalado el juicio contra el acusado, de iniciales R.R.T., para la mañana del próximo martes.

Según ha podido saber LA GACETA, los hechos se remontan al mes de junio de 2019. En su escrito de calificación provisional señala el fiscal que lleva el caso que el acusado guardaba a su perra en un patio del término de Ledesma, donde la mantenía sin prestarle los cuidados mínimos debidos de higiene, sanidad y nutrición.

La situación descrita, prosigue el fiscal, motivó que el 22 de junio de 2019 la perra se escapara aprovechando el paseo libre que le daba el acusado, que consistía en abrirle la cancela para que saliera y regresara libremente. Entonces fue recogida por un paseante que, al comprobar su mal estado, decidió llevarla de inmediato hasta una clínica veterinaria.

Producto de la falta de atención por parte de su propietario, el animal presentaba caquexia -estado de extrema desnutrición, atrofia muscular, fatiga y debilidad-, además de otitis en ambos conductos, sarna con prurito y dermatitis en todo el cuerpo -en parte por picaduras de pulgas-, entre otras dolencias.

Como consecuencia de todo ello, la perra, que no había recibido asistencia veterinaria ni había sido vacunada desde hacia más de siete años, fue entregada provisionalmente al paseante que la encontró y que se hizo cargo de los gastos de manutención y veterinarios de la misma.

A pesar de ello, el animal falleció año y medio después, concretamente el 1 de agosto de 2020, sin que haya resultado establecida una relación de causalidad ente la actuación del acusado y el resultado de muerte del animal.

El representante del Ministerio Público acusa a R.R.T. de un delito de maltrato de animales por el que le solicita una condena de un año de prisión*, inhabilitación especial por tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con animales y para la tenencia de los mismos, así como el pago de las costas del procedimiento.

Le pide además que abone una indemnización al paseante que rescató a la perra y se hizo cargo de ella por el desembolso económico en la manutención y asistencia veterinaria.

*En España si la condena es inferior a dos años y el condenado carece de antecedentes penales no va a la cárcel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario