En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

jueves, 13 de octubre de 2011

SEO/BirdLife solicita a la Generalitat Valenciana multas por valor de 190 millones de euros para los paranyers por cazar ilegalmente

SEO/BirdLife ha denunciado ante la Generalitat a un total de 948 paranys que estuvieron actuando ilegalmente desde 2008 a 2010, de acuerdo con la información proporcionada por las asociaciones Acció Ecologista–Agró, GECEN, GEPEC y GER–Ecologistes en Acció.

Enviado por Ecoticias

Cada año, miles de paranyers preparan sus “árboles-trampa”, con cientos de varillas impregnadas con liga o pegamento, para atrapar a las aves durante sus viajes migratorios. Los cazadores que actuaron en estos 948 paranys ilegales, infringieron la Ley 42/2007 de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, que su artículo 63.3 prohíbe la tenencia, utilización y comercialización de todos los procedimientos masivos o no selectivos para la captura o muerte de animales, prohibiendo en particular métodos como la liga.

Esta misma Ley en su artículo 76.1.m. tipifica este tipo de infracciones como “grave”, ya que este incumplimiento de la normativa jurídica implica “La destrucción, muerte, deterioro, recolección, posesión, comercio o intercambio, captura y oferta con fines de venta o intercambio o naturalización no autorizada de especies de flora y fauna incluidas en el Listado de especies en régimen de protección especial, que no estén catalogadas, así como la de propágulos o restos”.

La citada ley clasifica este tipo de infracciones como “graves” y sancionables, con multas que pueden llegar a los 200.000 euros. Por todo esto, SEO/BirdLife ha solicitado que las sanciones sean acordes a la gravedad de los hechos que se imputan, y se apliquen las sanciones máximas establecidas.

Mario Giménez, Delegado de SEO/BirdLife en Valencia afirma que “si la Conselleria de d’Infraestructures, Territori i Medi Ambient de la Generalitat Valenciana hubiese aplicado las sanciones que marca la ley contra todos los infractores, la Generalitat habría recaudado alrededor de 190 millones de euros, el equivalente al presupuesto dedicado a Conservación del Medio Natural, Restauración y Protección de Recursos Naturales y Conservación de Espacios Naturales en los años 2009 y 2010”.

Los Tribunales de Justicia corroboran la “no selectividad” del parany

El principal objetivo del parany es atrapar diferentes especies de zorzales para utilizarlos como alimento en la gastronomía local, pero es un hecho comprobado que, entre un 20-45% de las capturas lo son de otras especies de aves protegidas y cuya caza no está permitida. El carácter no selectivo del parany ha sido demostrado reiteradamente y avalado por las sentencias del Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (2004) y del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (2002), esta última corroborada en 2005 por otra sentencia del Tribunal Supremo.

Más de dos millones de aves mueren al año por esta técnica ilegal

Por otra parte, el carácter masivo de este tipo de caza ilegal viene avalado por la enorme cantidad de aves sacrificadas. Cada año son capturados más de un millón y medio de zorzales y varios cientos de miles de pequeñas aves insectívoras que acompañan a los zorzales en su migración, como la curruca capirotada, el petirrojo, el mosquitero común o el colirrojo tizón. También, se capturan especies sedentarias como la curruca cabecinegra y el carbonero común, e incluso rapaces nocturnas. Todas estas especies están protegidas por la legislación autonómica, nacional y europea, que prohíbe su captura. Los estudios existentes en la actualidad indican que la cifra de aves no cinegéticas que mueren con esta técnica varía, según la ubicación de los paranys, entre un 20 y un 40%.
Respecto a las declaraciones de APAVAL solicitando a sus socios que cumplan la ley y no cacen esta temporada, SEO/BirdLife considera que es un paso en la buena dirección, pero espera que vaya más allá y denuncien este año a los furtivos y anuncien que ya no volverán a cazar más con este método ilegal y cruento.



votar