En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

martes, 23 de noviembre de 2010

Miguel Angel Silvestre, a favor de Susi

Tomado de Libera a Susi



Noviembre 17
El actor Miguel Ángel Silvestre se suma a las voces que pedimos una solución a la situación de las elefantas del Zoo de Barcelona; fue él mismo quien nos llamó para que visitáramos juntos a Susi y a Yoyo, por las que ha mostrado una gran preocupación y sensibilidad.

Miguel Ángel Silvestre se encontraba trabajando en la ciudad de Barcelona cuando conoció la situación de las elefantas del Zoo de Barcelona a través de la campaña Libera a Susi; tras entablar un primer contacto durante el cual se informó pormenorizadamente de la biografía de Susi, inmediatamente organizó una visita al zoo para que fuéramos juntos a verlas.

Debemos recordar que Susi, una ejemplar de Loxodonta africana que se encuentra en el Zoo de Barcelona, está expuesta a una situación muy vulnerable; nacida en estado salvaje en 1973, llega al Zoo de Barcelona en 2002 para hacer compañía a la solitaria Alicia, quien hizo las veces de matriarca.

Los elefantes son animales gregarios, viven en grandes manadas y sus relaciones sociales son complejas y sofisticadas; tienen capacidad de empatía, son solidarios y poseen autoconciencia, cualidad que comparten con otras especies, como grandes simios, delfines y seres humanos.

Como consecuencia de problemas estomacales que le causaron diarrea crónica, a Alicia se le aplico la eutanasia delante de Susi a finales de febrero de 2008; esto cambio su carácter, convirtiéndola en un ser deprimido y apático, teniendo que soportar además la soledad. Al mismo tiempo, comenzó a manifestar estereotipias; los movimientos estereotipados son movimientos repetitivos que desarrollan los animales en cautividad como forma de descargar la frustración que les causa la pérdida de libertad de movimientos, y el no tener nada que hacer en sus minúsculos recintos.

A raíz de nuestra campaña, la Reina Sofia y el Premio Nobel de Literatura recientemente fallecido, Don José Saramago, se interesaron por la situación de Susi; asimismo, expertos en elefantes de todo el mundo y científicos internacionales se dirigieron al Ayuntamiento de Barcelona pidiendo que autorizaran el traslado de Susi a otro tipo de instalaciones en las que podría acabar su vida con dignidad y en compañía de ejemplares de su especie.

Sin embargo, los responsables de la situación de Susi se empecinaron en tomar una decisión incorrecta: transformaron su recinto de 1.000m2 de cemento, en uno de 1.600m2 con superficie de arena y tierra, y trajeron a Yoyo, otra Loxodonta africana no apta para la convivencia con Susi. Esto lo advertimos en mayo de 2009, pero a pesar de ello Yoyo llego al zoo de la ciudad en junio de ese mismo año. Hoy, a más de un año de estos hechos, ambas elefantas continúan separadas y ahora en recintos más pequeños que el original (Susi pasa su vida actual en escasos 600m2).

Asimismo, en junio de este año se traslado hasta Barcelona la prestigiosa experta en elefantes Joyce Poole acompañada de Petter Granli, co-directores de la organización Elephant Voices, quienes se dedican desde hace mas de 30 años al estudio de la etología y las formas de comunicación de los elefantes africanos (especie a la que pertenecen Susi y Yoyo), quienes corroboraron que el Zoo de Barcelona no es el sitio indicado para el alojamiento de estos magníficos animales.

Hoy es Susi quien está padeciendo de episodios de diarreas similares a los que padecía Alicia y que fueron la causa de que se tuviera que aplicar la eutanasia; desde nuestra organización consideramos que la eutanasia es una forma de muerte compasiva cuando ya no hay solución para que un animal deje de sufrir, sin embargo, en el caso de Susi, se podría haber llegado a evitar este posible final futuro si desde un principio se hubieran aplicado criterios científicos y etológicos, autorizando el traslado de Susi a otras instalaciones.

Si aún no has firmado la campaña para liberar a Susi PUEDES HACERLO AQUÍ

votar

2 comentarios:

  1. En fin... Ya no es votar para pedir un traslado para la elefanta, para que pueda terminar su vida de la mejor forma, sino para que directamente cierren el zoo.

    Primero, por llevarse a la elefanta ya tan mayor de vivir en libertad para acabar encerrada.
    Y segundo por cometer semejante atrocidad de someter a eutanasia a su amiga delante de sus narices, porque quien tenga una ligera idea sobre estos animales, sabrá más que de sobra, que sienten empatía y quieren a sus familiares... Sobre todo teniendo en cuenta que pueden vivir incluso 60 años, ¿cómo han podid permitir que se deprima?

    No acabo de entenderlo...

    ResponderEliminar
  2. Hola Nehalennia, pero no fue solo la eutanasia, según tengo entendido después de morir el pobre animal se dieron cuenta de la imposibilidad de sacarlo de allí por su elevado peso y no dudaron en coger una sierra eléctrica y cortarla en trozos delante de la otra, una barbarie.
    Gracias como siempre por tus acertados comentarios.
    Saludos.

    ResponderEliminar