En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

lunes, 5 de abril de 2021

Un perro adoptado tras 419 días en un refugio es devuelto al día siguiente porque daba «demasiado trabajo»

El perro, abandonado de cachorro por su primer dueño, vagabundeó por asociaciones hasta llegar al refugio en el que vive.

Tomado de ABC.es
Rusty en una imagen de archivo - Sociedad Protectora de Animales
del Centro de Texas

La dura historia de Rusty, mezcla de pastor alemán y Catahoula del centro de Texas, se ha vuelto viral estos días en las redes. ¿El motivo? Lleva más de 420 días en un refugio de animales.

El perro, que siendo solo un cachorro fue abandonado por su primer dueño porque «era hiperactivo», empezó un vagabundeo por diversas asociaciones hasta que llegó al refugio en el que hoy vive.

Tras dos meses en un hogar de acogida, los responsables enviaron al animal a un centro de rescate situado en Idaho. No duró mucho allí, según informa la NBC. Solo dos meses más tarde, fue devuelto a la Sociedad Protectora de Animales del Centro de Texas. ¿La causa? «No era amigable con el resto de los canes» y, por ello, no podía ser reubicado en una casa.

«Durante los siguientes meses, Rusty se deprimió y se sintió muy frustrado, lo que hizo que se portara mal y fuera bastante reactivo con los otros perros», dijo el organismo en un comunicado.

A la espera de encontrar un nuevo hogar

Sin embargo, en noviembre del año pasado, el can fue adoptado y el personal del refugio pensó que había encontrado su hogar. La felicidad no duró mucho y, un mes después, lo enviaron de regreso al refugio de Waco, esta vez por ser «destructivo».

Decididos a encontrarle un hogar a Rusty, la Sociedad Protectora de Animales del Centro de Texas inició un programa bautizado 'Dogs Playing for Life' en el que se permite que todos los animales del refugio participen en grupos de juego sin importar su condición.

Esta iniciativa, que provocó cambios positivos en el comportamiento del can y posibilitó que aprendiera a socializar con el resto de perros, permitió a Rusty conocer a una pareja que se enamoró de él a primera vista el pasado mes de marzo. Ya llevaba 419 días de centro en centro.

Sin embargo, y lejos de lo que los cuidadores volvieron a pensar, que esta sería la familia definitiva del animal, después de solo un día los nuevos dueños se acercaron al centro y devolvieron al can porque, según se lee en los informes, daba «demasiado trabajo».

Ahora, desafortunadamente, Rusty se halla en la Sociedad Protectora de Animales del Centro de Texas a la espera de encontrar un hogar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario