En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

martes, 23 de marzo de 2021

Seis meses de cárcel para un cazador por matar a un perro de un disparo

El condenado tendrá que pagar, además, una indemnización de 1.200 euros al dueño del animal.

Tomado de Onda Cero.es
Patas de un perro | Pixabay

El Juzgado de Penal número 2 de Jaén ha condenado a un cazador a seis meses de cárcel por matar a un perro al que disparó con una escopeta. Se le condena como autor de un delito contra los animales domésticos y se le impone también el pago al dueño del animal de una indemnización de 1.200 euros.

Los hechos juzgados y sentenciados se remontan al 11 de junio de 2019 cuando el animal se encontraba junto a su dueño mientras éste realizaba labores agrícolas en un paraje de Alcaudete (Jaén). El animal, un Jack Rusell Terrier, estaba inscrito en el registro de animales de compañía y tenía microchip de identificación.

Según recoge como hechos probados la sentencia, el animal llevaba en el cuello un collar "perfectamente visible". El perro se alejó unos metros de su dueño y se adentró en una parcela donde el acusado "haciendo uso de su escopeta de caza" le disparó, "impactándole los perdigones en diferentes partes del cuerpo" lo que le produjo la muerte por alcanzarle órganos vitales.

Obligado a pagar 1.200 euros a la familia por el "sufrimiento afectivo"

El terreno en el que ocurrieron los hechos forma parte de un coto de caza aunque en ese momento estaba en vigor el periodo de veda por lo que no estaba permitida esta práctica. Aunque el precio del animal estaba tasado en 220 euros, se fija una indemnización de 1.220 euros por "el sufrimiento afectivo" que produjo la muerte del animal en su dueño y en su familia "dado el cariño que sentían por su animal de compañía".

Aunque inicialmente el Ministerio Fiscal reclamaba diez meses de prisión, finalmente rebajó su petición a seis meses, lo que conllevó que el acusado reconociera su culpabilidad y se conformara con la pena. Además de la pena de cárcel, la sentencia le impone dos años de inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales. Durante esos dos años tampoco podrá tener animales.

El juzgado acuerda en la sentencia la suspensión de la pena de prisión durante dos años con la condición de que el condenado no cometa ningún delito, ya que de ser así, se revocaría la suspensión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario