En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

sábado, 5 de enero de 2013

Un gato desconsolado vuelve cada día a la tumba de su amo

AFP - El caso de un gato que todos los días lleva regalos a la tumba de su amo fallecido hace más de un año conmovió a los habitantes de la pequeña comuna de Marliana, en Toscana (centro de Italia)

Artículo de Filippo Monteforte.

Colaboración enviada por Iraima Rivera, tomada de Yahoo Noticias


El caso de un gato que todos los días lleva regalos a la tumba de su amo fallecido hace más de un año conmovió a los habitantes de la pequeña comuna de Marliana, en Toscana (centro de Italia).

"Toldo lleva pequeñas cosas, ramitas, hojas, mondadientes, vasitos de plástico", relató a la AFP Ada, viuda de Renzo Iozelli, que habita en el pequeño pueblo medieval de Montagnana Pistoiese, perteneciente a la comuna de Marliana.

"A veces viene conmigo y a veces solo. Todo el pueblo lo conoce", agrega la viuda.

Toldo, un gato gris y blanco de tres años, asistió al funeral de Renzo Iozelli en septiembre de 2011 y desde entonces se agarró la costumbre de visitar el cementerio, algo que frecuentemente hacen los perros.

"Quería mucho a mi marido, lo seguía por todas partes. Ahora que vive conmigo, mi hija y mi yerno, también nos quiere mucho", agregó Ada.

Pero el recorrido cotidiano hasta el cementerio terminó cansando a Toldo a causa del frío. "Ya no sale mucho estos días. Está con bronquitis y en este mismo instante está aquí durmiendo a mi lado", confió la viuda.

votar