En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

lunes, 7 de enero de 2013

Murió una yegua en plena doma

El animal se desnucó y falleció inmediatamente. Otros datos del festival de Jesús María.

Tomado de La Voz.com.ar

"La Roseta" se accidentó y murió en el campo de la doma. Foto: Pedro Castillo.

Córdoba. Argentina.
Uno de los momentos más tristes de la segunda noche de la Doma y el Folklore de Jesús María fue el que se vivió en el campo de la jineteada con "la Roseta". La yegua de Dupraz, que en ese momento era montada por Juan Cruz Córdoba –competía en representación de Santa Fe–, se cayó en el campo del anfiteatro, aparentemente desmayada. Finalmente se conoció la noticia de que el animal se desnucó y murió enseguida. La competencia igual prosiguió con las montas como estaba previsto.

Además, comenzaron a circular otras cifras oficiales de venta de entradas. La noche del viernes, en la apertura, la taquilla fue de las más flojas de los últimos años. Estuvo a poco más de 1.500 entradas respecto del año anterior y a unas 2.000 respecto de la edición 46º. Tampoco daba la impresión de que la segunda jornada fuera a destronar a las ediciones pasadas, aunque la cantidad era interesante y una multitud esperaba por Jorge Rojas.

En los últimos diez años, el fervor de las fanáticas de Jorge Rojas fue menguando al punto de que en la noche del sábado no llenaron las plateas ni hicieron cola por anticipado para estar lo más cerca posible de su ídolo. Maduras, ellas, se guardaron el griterío para el momento de la actuación y también los suspiros.

Pasados por agua. 

Desde la madrugada y hasta el mediodía del sábado, Jesús María estuvo bajo una lluvia torrencial que limpió parte de la suciedad que había quedado en las calles después de la primera noche en que la policía calculó que unas 25 mil personas recorrieron la ciudad y aunque una ínfima porción de ese número ingresó al anfiteatro.

votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario