En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

viernes, 25 de enero de 2013

Muere Pambo en el Bioparc de Valencia, ¿Cabárceno y EAZA también responsables?

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno ha trasladado 4 elefantes, y dos ya han muerto de forma prematura.

Tomado de Libera ong.org


Hoy (ayer), hemos tenido conocimiento de la muerte de Pambo, un macho de Loxodonta africana, en el zoo Bioparc de Valencia (el mismo de donde proviene Bully, la elefanta que llegara en 2012 al zoo de Barcelona y que aún no ha podido convivir con Susi y Yoyo).

Pambo nació en cautividad en 1992 en el zoo de Basilea (Suiza); en 1997, con apenas 5 años de edad, fue trasladado al zoo de Viena; en 2009 fue nuevamente trasladado, esta vez al Parque de la Naturaleza de Cabárceno, desde donde fue trasladado al Bioparc en noviembre de 2012; su muerte, producida aparentemente por un cólico, hace incrementar el porcentaje de muertes prematuras de elefantes nacidos en cautividad, por lo que una vez más comprobamos el fracaso del programa de cría en cautividad de esta especie coordinado por la EAZA (Asociación Europea de Zoos y Acuarios).

La muerte de Pambo incrementa así las tristes estadísticas que acumulan los zoos de muertes de jóvenes elefantes nacidos en cautividad, ya que el porcentaje de muertes prematuras es alarmantemente alto, sin que por eso la EAZA haya dado ni un solo paso atrás en sus planes de continuar con estos programas. 

No es la primera vez que Cabárceno traslada elefantes desde su parque; ya son cuatro los elefantes trasladados, y ya son dos lo que han muerto de forma prematura. Con anterioridad a la muerte de Pambo, se produjo la de Nacho.

Nacho había nacido en Cabárceno en enero de 1999; fue trasladado en 2000 al Castillo de las Guardas en Sevilla, donde murió en noviembre de 2002, contando con apenas tres años de vida.

Debemos recordar que el zoo de Barcelona planea poner en marcha un programa de cría en cautividad de elefantes africanos, para lo que Bully fue trasladada desde el Bioparc donde murió Pambo, ya que Yoyo y Susi ya no son aptas para ser madres. Este capricho que probablemente parte de la directiva del zoo, podría ser el toque final que faltaba para que el zoo de Barcelona termine por reafirmar su postura anticientífica y contraria a la ética, y muy alejada de la sensibilidad que los barceloneses cultivan hacia los animales.

Pambo es una nueva víctima que demuestra una vez más la exactitud de los resultados obtenidos por un grupo de científicos expertos en elefantes quienes, tras estudiar a los elefantes en cautividad en zoos de Europa y América, llegaron a la conclusión de que estos animales ven reducida su esperanza de vida a la mitad con respecto a los elefantes que viven en sus hábitats naturales, más exactamente, los elefantes en cautividad viven 40 años menos que sus congéneres que lo hacen en libertad. Los resultados de este estudio fueron publicados en la revista Science en diciembre de 2008.

votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario