En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

martes, 20 de diciembre de 2011

La osa “Güela” es capturada para acabar en un geriátrico

Artículo de César-Javier Palacios, enviado por 20 Minutos.es


¿Os acordáis de la Güela, la hembra de oso pardo salvaje más vieja de España? Esa desdentada viejilla (unos 25 años) estuvo a punto de morir este verano, pero se decidió rescatarla y recuperarla antes de volver a soltarla en el monte para ofrecerle “una muerte digna y en libertad“.

La decisión no estuvo exenta de polémica, por cuanto significaba inmiscuirse en el natural devenir de la naturaleza. Una acción que ahora sabemos no ha servido de nada, pues acaba de ser capturada de nuevo. Su muerte será finalmente en un triste geriátrico para osos, ese extraño Parque de la Naturaleza de Cabárceno donde varias decenas de los de su especie viven en manada para espectáculo de turistas.

Muchos daban por segura la rápida muerte de la Güela una vez reintegrada en el medio natural, pero se equivocaron. Contra todo pronóstico seguía vivita y coleando. Es más, recuperadas las ganas de vivir se ha pasado estos meses vagabundeando entre Cantabria y Palencia, buscando un lugar apropiado donde hibernar con tranquilidad. Muy probablemente lo habría hecho en el Valle de Liébana, donde hay comida abundante para ella y multitud de refugios para encamarse.

Todo esto lo sabíamos gracias al collar GPS instalado en su cuello y que enviaba a los técnicos de la Junta de Castilla y León su posición exacta cuatro veces al día. Pero también que su comportamiento era muy raro. Había comenzado a odiar a los hombres y a mostrar un comportamiento “a la defensiva” ante su proximidad, fruto del trauma provocado por su captura y cautiverio temporal.

Guillermo Palomero, presidente de la Fundación Oso Pardo (FOP) en declaraciones a El Diario Montañés, ha justificado así esta decisión:

“Había dado un par de sustos a algunos paisanos y todas las partes implicadas decidimos que lo mejor era evitar que de un susto se pasara a un disgusto”.

Ante el peligro de un ataque no quedó más remedio que volver a capturar a la vieja osa. Podía haber entrado con poco peso en fase de hibernación y haber sufrido una muerte dulce, mientras dormía soñando con esas montañas de los Picos de Europa por donde crió tantos y tan bellos esbardos, pero no ha podido ser así. Ahora quedará recluida en Cabárceno. Allí unos buenos servicios veterinarios garantizarán que no le falte de nada, aunque le faltará lo más importante: la libertad.

A toro pasado es fácil pero también inevitable hacer críticas. Yo soy partidario de intervenir lo menos posible en la naturaleza. ¿Y tú, qué opinas? ¿Fue acertado capturar a la Güela y devolverla recuperada al campo? ¿Habría sido mejor dejarla morir de vieja este verano?

Os dejo aquí el vídeo con la noticia de su liberación este verano.



votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario