En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

Al hacer click en el botón "Me gusta", no quiere decir que os guste o estéis de acuerdo con lo que se exponga en el artículo, simplemente es para demostrar que os gusta lo que publico y además sirve para compartirlo en vuestro muro de Facebook.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Perros hambrientos se comieron a su dueño

Un hombre indonesio murió devorado por sus siete perros, a los que había dejado encerrados en casa sin comida durante dos semanas, según informó hoy el diario "Riau Pos".

Colaboración enviada por Iraima Rivera, tomada de Canal de Noticia.com

Un hombre indonesio murió devorado por sus siete perros, a los que había dejado encerrados en casa sin comida durante dos semanas, según informó hoy el diario "Riau Pos".

El hombre salió de vacaciones hace dos semanas hacia Manado, en la isla Sulawesi. Cuando volvió el pasado miércoles y abrió la puerta de su casa, los perros se avalanzaron sobre él y lo devoraron.

Al no haber recibido noticias desde su llegada, un familiar del fallecido acudió al domicilio ayer martes. Allí encontró partes del cadáver en la cocina y llamó a la policía. Los agentes mataron a tres de los perros, que les atacaron.

"Los animales estaban encerrados y no podían buscar comida", explicó un vecino al rotativo. Algunos vecinos habían percibido el mal olor que salía de la casa pero pensaron que procedía de una rata muerta.

votar

2 comentarios:

  1. No le deseo mal a nadie, pero dejar a los pobre perros encerrados y sin comida ¿que esperaba?, en fin los humanos y nuestras tonterias.

    ResponderEliminar
  2. Y si la cosa funciona, parece que esperaba que lo recibieran moviendo la cola y con saltos de alegría después de dos semanas pasando hambre y sed. Que poca conciencia tenía este hombre, así acabó.
    Gracias como siempre por tus comentarios.
    Saludos.

    ResponderEliminar