En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

domingo, 2 de enero de 2011

Zappa, un perro con ruedas

Su dueño, Domingo, luchó para evitar que la parálisis le impidiera caminar.

Tomado de Diario de Avisos

LUIS F. FEBLES
SANTA CRUZ DE TENERIFE

La célebre cita "el perro es el mejor amigo del hombre" representa a la perfección la historia de Zapa y su dueño.

Hace aproximadamente tres años, Zappa, el perro salchicha de Domingo Dorta, vecino de Santa Cruz, sufrió una trombosis en la médula que le provocó la paralización de las patas traseras. El ingenio y el cariño incondicional de Domingo por su perro hizo que buscará la forma de que siguiera paseando con él, y para ello, encargó en Alemania una silla de ruedas para canes. Hoy, lo conocen todos en el barrio de Salamanca y sólo hay que pasar por sus calles para ver el contoneo y la alegría de un perro que gracias al amor de su amo pudo volver a caminar.

Para Domingo, que lleva 14 años trabajando en una contrata de correos, su cariño por los animales se vio colmado cuando en febrero de hace 8 años le regalaron al que a la postre sería su compañero más fiel. Este apasionado de los perros recuerda que cuando era un cachorro se lo llevaba en el camión y no se separaba de él acompañándolo en su trabajo. La vida de Zappa dio un giro nefasto cuando hace 3 años una trombosis impedía que volviera a caminar. Como recuerda Dorta "al perro se lo llevaron a la península a hacerle resonancias magnéticas ya que aquí no disponían de ellas y el veterinario me dijo que tenía que pasar por el quirófano, operándolo dos veces". El desembolso económico que tuvo que afrontar fue importante , "he pedido dinero a familiares y créditos para pagar las operaciones y el tratamiento de mi perro, pero jamás pude sacrificarlo. Sólo con mirarlo a la cara se nota la ternura que desprende" asegura melancólico su dueño.

La idea de comprarle una silla de ruedas adaptada a sus condiciones surgió cuando en internet encontró una página web en la que vendían estos aparatos. Para Domingo, "esta silla le ha cambiado la vida a mi perro y por supuesto, a mi también. El aparato se lo quito en casa y se lo coloco cuando lo paseo por la calle". "Las dificultades aparecen cuando el perro necesita hacer sus necesidades que tengo que apretarle por la zona de la vejiga para que pueda orinar" explica Dorta. El vínculo afectivo entre el dueño y su perro es evidente, para él, Zappa es "su mejor amigo" y "la mejor compañía que puedo tener", en su casa de la Calle General Mola.

Un inesperado revés

Domingo recuerda los duros momentos que vivió cuando le presentaron la posibilidad de sacrificar al perro dada las dificultades para curar su enfermedad. "En aquel momento no dudé ni un instante en hacer todo lo posible por salvar la vida de mi perro, como no sufría, decidí luchar hasta el final" indica Domingo. Para su dueño, su perro es una joya, un animal al que cuida y pasea todos los días sin cansarse de recordar que gracias a las ruedas, Zappa puede seguir ‘pateando’ las calles de Santa Cruz abordo de su sillita. Las atenciones para el perro son la rutina diaria en la vida de Domingo. Además de limpiarlo, darle de comer y pasearlo, en ocasiones lo baña con leche de tabaiba para cuidarle la alergia que tiene en el lomo.

En una sociedad materialista como la actual, el abandono y las peleas de perros son cada vez más frecuentes, se confunde el término de mascota con juguete y se potencia la agresividad canina como forma de lucro personal. Este vecino no entiende como todavía hay gente que maltrata a los animales y que además "abandona a los perros en una autopista cuando ya se cansan de mantenerlo". El abandono es para este amante de los animales, "uno de los actos más cobardes que un hombre puede cometer" y además puntualiza que "hay varias clases de desamparo, no sólo los casos en los que los abandonan intencionadamente, sino también los que los dejan en un balcón durante días prácticamente muriendose de hambre, o los que los encierran en pequeñas celdas olvidándose de ellos y dejándolos en unas condiciones lamentables".

Historias como las de Zappa contribuyen a aumentar el cariño y la dedicación a una de las especies que ha ayudado al hombre a lo largo del tiempo.

Un perro popular

En el barrio de Salamanca conocen la historia de Zappa, o por lo menos han visto caminar por las extensas calles de la capital a un perro que sorprendentemente tiene dos ruedas.

Este tecker, luchador incansable y fiel compañero de Domingo se ha ganado el afecto de los vecinos. "Muchos vecinos me paran por la calle para preguntarme por el perrito o se acercan para acariciarlo y ver de cerca a un perro que tiene una silla de ruedas", indica orgulloso Domingo. Mayores y niños no reparan en halagos para el simpático zappa. Sin duda, un motivo para darse un ‘salto’ a este popular barrio santacrucero y conocer de cerca al ‘gran Zappa’.

votar

4 comentarios:

  1. En mi barrio hay un perro cruce de Gos d'Atura Catalán y Pastor Vasco que lleva años en un carrito similar a ése. Sorprendentemente ha llegado ya a los 13 años de edad y está en muy buena condición.

    ResponderEliminar
  2. Hola boxer, pueden vivir muchos años así y con una calidad de vida aceptable, ellos se adaptan como las personas a su minusvalía lo que a veces los dueños optan por la salida más económica y cómoda que es la eutanasia sin tener en cuenta que el animal puede ser feliz con su nueva condición.
    Gracias por el comentario.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Qué historia tan preciosa!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Leia, sí que es bonita. Gracias por tu comentario. Saludos.

    ResponderEliminar