En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

miércoles, 9 de junio de 2010

Matanzas de becerros.

Una de las primeras normas de todo blog, es hacer que los artículos sean breves y muy descriptivos para no aburrir a los visitantes con lecturas demasiado largas, pero hay veces en que es inevitable extenderse más allá de lo prudente incluso corriendo el riesgo de perder visitas porque cuando la causa lo merece (como en esta ocasión) el que se va y no vuelve es porque realmente nunca le interesó demasiado la defensa de los animales, en cambio, los que permanecen leyendo hasta el final y luego participan en las acciones a tomar, esos son los que me interesan, los que quiero y los que serán siempre bienvenidos en este espacio.
Me ha llegado por email hace unas pocas horas y enseguida he decidido publicarlo para ponerlo en conocimiento de todo aquel que aquí entre.
Esta vez se trata de una “fiesta” que se desarrolla cada año en el mes de Agosto en San Lorenzo de El Escorial, se trata de la de “Mozos, casados y viudos”, la celebración consiste en soltar al ruedo a varios becerritos de menos de dos años a los que torturan cruelmente hasta que finalmente mueren desangrados en medio de paso dobles, risas y aplausos.
Esta misma becerrada se pretende celebrar como ya es “tradición” este año el domingo 3 de Agosto de 2010, a las 18:30, en el Coso Taurino de San Lorenzo de El Escorial.
Afortunadamente tenemos casi dos meses por delante para intentar evitarlo, enviando a este Ayuntamiento la carta que dejo aquí para copiar y pegar a la que solo hay que añadir vuestro nombre, DNI y dirección, no estaría mal que los que la envíen desde fuera de España también indiquen su país, para que vean que el rechazo a esta salvajada no es de unos pocos nacionales, sino que también hay muchas personas en muchas partes del mundo que están en desacuerdo con esta “fiesta”.
Es posible que con vuestra colaboración podamos conseguir que este año sea suspendida esta masacre. Gracias a todos.

Daniel Santos Bonachea.


A continuación la noticia del año pasado tomada del periódico PUBLICO.ES

Matanzas de becerrosEn El Escorial (Madrid) , los mozos clavan de cualquier manera banderillas a un becerro hasta que muere desangrado. JAVIER RADA El Escorial (Madrid)


Matar no es fácil. Lo sabe el matarife, el sheriff, el criminal de guerra y el espadachín. Matar cuesta. Lo dice el sádico, el fumigador, el pescador y el cazador. Es sencillamente algo complejo que requiere de dotes y conocimientos. ¿Sabrían esto los aprendices de torero de la becerrada de San Lorenzo del Escorial (Madrid) el pasado 3 de agosto? ¿Lo sabrá Michelito, el torero mexicano de diez años que esta semana ha desatado una polémica en Francia?

Tres becerros (toros de menos de dos años) sufrieron el mal matar, y enseñaron esta lección a más de cien personas. Fue la frase más repetida en la grada. "Si ya les cuesta matar a los toreros", decía una mujer mayor. "¡A ver si lo matas a la primera!", gritó un joven mientras sujetaba un litro de vino. Ninguno de los tres matadores cumplió la expectativa. Había numerosos menores entre los espectadores, hasta bebés. Y todo a ritmo de paso doble, sonrisas y aplausos.

Cipotín, nombre artístico de uno de los mozos, está en el ruedo. Los banderilleros (Pollero y Carnicerito) han hecho su trabajo. El becerro sangra ostentosamente por una banderilla mal clavada en las costillas. Enfundado en vaqueros, Cipotín torea. Ha llegado hasta aquí por ganar una rifa de un euro. Y se acerca el momento difícil, esa acción que nos define como humanos o delfines: matar por placer. En la primera estocada toca hueso. A la segunda, sí, se clava en la carne, pero no muere. Tras cinco minutos de agonía, el becerro cae. Aún menea las patas, como la cucaracha al recibir el aliento del veneno, cuando le están rebanando la nuca.

Los ecologistas dicen que estos actos son ilegales, ya que vulneran el reglamento taurino de la Comunidad de Madrid. En él se prohíbe infringir daño a las reses en los festejos populares. En la Comunidad alegan que el reglamento taurino de 1995 no contempla las becerradas como festejo popular, sino como una corrida. Aun así, afirman que están modificando las normas para "ser más exigentes". En el Ayuntamiento de El Escorial se escudan en que ellos no organizan el evento, sino las asociaciones de las Fiestas de Mozos, Casados y Viudos.

El privilego de la queja
¿Tenía este becerro derecho a no sufrir? "Históricamente, el predicado de la justicia no se ha aplicado a los animales no humanos, sólo entre agentes morales que sean capaces de quejarse y tener un sentido de lo justo", explica Pablo de Lora, profesor de Filosofía del Derecho. Es justicia de humanos.

El segundo matador, El Pelu, no tiene las cosas claras. Las banderillas se han clavado en el cuello del animal y en otro costado. El becerro, en un acto de rendición, baja la cabeza. El torero falla. Le da varias estocadas. Y nada. La espada se queda a medio clavar en el lomo. Deciden matarlo. El público grita: "¡Que lo mate él! ¡No tú, que se lo gane!". Mientras dudan, el animal sigue sufriendo. Intentan rematarlo con un cuchillo. Lo clavan y nada. Resiste. ¡Tozudo! Finalmente un puntillazo acaba con esta extraña vida de los que mueren en la feria.

"Debemos preguntarnos qué ocurre con los pacientes morales", continua De Lora, "con aquellos que no tienen un sentido de la justicia, como un becerro o un niño, o un discapacitado psíquico. Al infringirles un sufrimiento gratuito estamos cayendo en una opción moralmente execrable".

Una opción quizás execrable pero apoyada por los políticos. El PP y el PSOE acaban de votar en el Ayuntamiento de Algemesí (Valencia) a favor de la polémica matanza de becerros que tendrá lugar en septiembre. Los ecologistas también siguen denunciando las becerradas de Vinuesa (Soria). Las tres, contando la de El Escorial, tienen en común que gente inexperta sacrifica animales.

El tercer torero tampoco acierta. Le clava media espada en el lomo. Deciden que expíe el pecado de nacer toro con un estoque de descabello. Hasta cinco impactos en el cuello. Un grito desgarrador, no audible por la música, le lleva al suelo. Parece que el paciente moral esta vez sí se quejó.
"Imaginad que en aras de la tradición una costumbre bárbara como cortar el clítoris se celebrase en la plaza Cibeles de Madrid. Una vez se planteó en el Parlamento alemán qué pasaría si se realizara una corrida en su país. La respuesta fue que serían todos detenidos. Lo mismo, en El Cairo. La compasión debe cultivarse", explica el filósofo Jesús Mosterín.
Morir ante el pan y circo del pasado. Ser torturado bajo el olor del bocadillo de tortilla de patatas. En Roma, a la plebe le salía gratis el espectáculo. En San Lorenzo del Escorial pagamos 12 euros.



Aquí os dejo la carta a copiar, pegar y enviar a equipogobierno@aytoescorial.org publicada por Eugenia Susmart.

Distinguidos Señores/as del Ayuntamiento de El Escorial:

He tenido conocimiento de la becerrada que se pretende llevar a cabo el 
domingo 3 de agosto de 2010, a las 18:30, en el Coso Taurino de San 
Lorenzo de El Escorial, como parte de la "Fiesta" de "Mozos, Casados y 
Viudos"; donde Becerritos de menos de 2 años serán torturados cruelmente
para regocijo de unos cuantos y por el módico precio de un euro. Un 
euro. Lo que cuesta el boleto para una rifa para matar.

Quiero expresarles mi total repulsa hacia un acto tan cruel, como es 
divertirse con la tortura y muerte de un ser vivo.

Con estos festejos están educando a los niños hacia una banalización de 
la crueldad, hacia la insensibilidad del sufrimiento ajeno. La crueldad 
es crueldad independientemente de hacia quien sea dirigida. Si de verdad
quieren una sociedad civilizada y respetuosa con el sufrimiento ajeno 
no pueden promocionar y consentir fiestas donde la diversión resida en 
masacrar y dar muerte a una pobre cría de animal.

La noticia que publicara el diario Público en 2009 sobre este cruel 
evento, es prueba más que evidente del maltrato al que los becerros son 
sometidos, pues entre vítores y aplausos, los becerros son acribillados 
hasta que mueren desangrados:

http://www.publico.es/espana/141035/matanzas/becerros

Un municipio como El Escorial, poseedor de un rico patrimonio 
histórico-artístico, no debería permitir que, desde ahora, sea conocido,
a nivel internacional, como un municipio donde sus habitantes se 
divierten torturando a un indefenso animal.

Espero que recapaciten y den un ejemplo de civismo y evolución cultural.
Hay que amoldarse a los tiempos en que vivimos y no arrastrar 
tradiciones sangrientas y atroces de tiempos pasados, al igual que hemos
evolucionado en nuestro modelo de sociedad, en el comportamiento cívico
y en los derechos de toda la ciudadanía.

Reciban un cordial saludo.

NOMBRE:
DNI:
DIRECCIÓN:

OTROS DATOS DE INTERÉS POR SI ALGUIEN QUIERE HACER SU QUEJA MÁS PERSONALIZADA.
AYUNTAMIENTO DE EL ESCORIAL
C/ Plaza de España 1
28280 - El Escorial (Madrid)
Tel. 91 890 10 80
Fax. 91 896 12 24


votar

2 comentarios:

  1. Sabes Daniel? Cada vez me cuesta más y más leer la crueldad que ejercen algunos contra los animales, y más con tanto detalle, acabo enferma, en serio. Hoy he considerado que tenía que hacerlo porque tenía que mandar la carta. Ya está hecho.
    Todos los que leemos estas barbaridades tenemos que hacerlo. Porque lo más fácil es decir"pobres becerros" y pasar página y no, eso no es así. A mí tampoco me gusta dar mis datos, estar firmando una y otra carta, estar mandado una y otra carta a los ayuntamientos, que verguenza deberías de darles.
    Pero hay que hacerlo. Lo tengo muy claro. Tenemos que hacerlo. Todos.Porque sí.Por nosotros, porque no nos gustan que nos estén agrediendo continuamente, por nuestros hijos, porque cuando sale una barbaridad en la televisión mi hijo lo ve y sufre, y llora. Porque cuando miramos de frente y hacemos algo conseguimos cosas, como en Alhaurín de la Torre, porque cuando miramos a otro lado somos nosotros los que les estamos clavando los puñales a los becerros, nuestras manos están tan ensangrentadas como las de los matarifes.
    Por favor, la gente tiene que reaccionar y levantarse y gritar.Tenemos que acabar con esto.

    ResponderEliminar
  2. A mi me pasa lo mismo, cada vez que me encuentro con alguna noticia nueva tengo que hacer un esfuerzo extraordinario para poder leerla, si se trata de videos ya ni te cuento, siempre acabo revuelto. Has hecho muy bien al enviar la carta al ayuntamiento, si no estamos de acuerdo con esto, tenemos que expresarlo por alguna vía porque el silencio nos convierte en cómplices. Ojalá la envíen muchos a ver si toman conciencia en ese Ayuntamiento y suspenden para siempre estas becerradas. Yo no tengo ningún reparo en dar todos mis datos cuando de una campaña se trata, quiero que comprueben si quieren que soy una persona que existo, no un número inventado, con un nombre y apellidos y un domicilio y si quieren el teléfono también se los doy de hecho lo he dado pero nunca me han llamado y los ayuntamientos ni siquiera me han enviado un "acuse de recibo" a mis emails, si que me contestaron desde el gabinete de la presidencia del gobierno una vez que le escribí sobre las corridas de toros, pero ya te puedes imaginar la respuesta, si quieres verla introduce en el buscador de aquí mismo, el del blog "la respuesta del gobierno" y ya verás lo que me contestaron.
    Como bien dices, la gente tiene que reaccionar y gritar porque tenemos que acabar con esto de alguna forma, mucho desarrollo para unas cosas y el trato que le damos a los animales así como la legislación al respecto nos colocan por detrás de muchos países del tercer mundo.
    Gracias por enviar el email y por dejar tu comentario en este espacio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar