En algún lugar bajo la lluvia siempre habrá un perro abandonado que me impedirá ser feliz. Jean Anouilh
SI ESTÁS BUSCANDO UNA MASCOTA PARA ADOPTAR, PINCHA EN MI ELINK DE FACEBOOK DONDE ENCONTRARÁS MUCHOS DE DIFERENTES PROTECTORAS Y GRUPOS. NO LO DEJES PARA MAÑANA, PUEDE QUE SEA YA DEMASIADO TARDE.

Seguidores

Ya son más de 2.300 seguidores, súmate

miércoles, 9 de junio de 2010

Aparece una foca en la playa de El Sable (Cantabria) con un mensaje para avisar de su avistamiento al London Zoo.

Enviado por ECOTICIAS

Una foca de aproximadamente un metro de largo y unos 50 o 60 kilos de peso habita desde hace diez días en las aguas de la ría de Tinamenor, en la localidad cántabra de Pesues, donde ya ha hecho "amistad" con numerosos vecinos del pueblo y, especialmente, con los niños, algunos de los cuales han llegado a bañarse junto al animal sin que éste parezca asustarse.

La foca, de color claro y manchas rojizas, fue vista por primera vez hace diez días por unos vecinos en la playa de El Sable, en la ría de Tinamenor (municipio de Val de San Vicente).

El animal, que se encuentra en perfecto estado, portaba una identificación y una inscripción en un plástico amarillo donde se pedía informar al Londo Zoo si se la avistaba, según informó a Europa Press una portavoz de la Policía Municipal de Val de San Vicente.

La Policía comunicó el hallazgo al Zoológico de Londres (London Zoological Gardens), quien dio las gracias por el aviso, y que trasladó el hallazgo a un centro de seguimiento de cetáceos, informaron a esta agencia las mismas fuentes.

La pequeña foca se ha ganado el cariño de los vecinos de Pesués que se acercan a la orilla para jugar con ella y darla de comer, y especialmente el de una vecina que consigue darle en la boca un manjar muy apreciado por el animal: sardinas.

De su bienestar se ocupan especialmente los miembros de la Policía Municipal, que esta misma mañana volvieron a verla en la orilla de la playa, a la que se acerca cuando la marea está baja, para desaparecer cuando sube el nivel del mar.

La foca, que se deja ver más cuando la playa está vacía, y que acostumbra a reposar sobre la arena, no elude el contacto con los humanos, y algunos niños ya se han bañado con ella dejando incluso que la acaricien.

Por el momento, la foca ha elegido las tranquilas aguas de la ría de Tinamenor como residencia, al menos temporal, donde ya ha despertado la curiosidad de mucha gente, sobre todo, vecinos de Pesués y de la zona que acuden casi a diario a observarla, al igual que los pescadores, que siempre están pendientes cuando salen o regresan de pescar para verla.

votar

No hay comentarios:

Publicar un comentario